A unas cuatro horas de navegación avistamos un Buque de Guerra que se vino a interceptarnos toda máquina. 

Resultó ser una pequeña Corbeta de la Marina Canadiense.  Nos preguntó nuestra matrícula, procedencia y una serie de otras cosas que le contestamos sin problemas a lo cual aparentemente satisfecho hizo un impresionante viraje casi en redondo y se fue a toda máquina por donde  vino.  Me supongo que hay acuerdos entre Colombia, Canadá y otros paises para vigilar estas rutas en el esfuerzo por combatir el narcotráfico y todas esas cosas feas que desgraciadamente ocurren en el Caribe.

Al día siguiente Juancho pescó un pequeño atun

Luego un Dorado

Y finalmente un pez ya más grande que tuvimos que sacar entre los dos.

Que resultó ser un Atun grandecito

Nacho lo limpió y lo filetió

Michel y Tato lo cocinaron y tuvimos una deliciosa cena de pescado

Tere estaba furiosa porque no cabía más pescado en la nevera ... pero con una Cerveza se refrescó y pasó la vaina.  Por el momento no pescaremos sino lo necesario