A eso de las 14:30 estabamos pasando frente al restaurante “Smith and Wollenski” que se encuentra en toda la entrada al Rio Miami, después del rompeolas.  Esta magnífica casa fue por muchos años la Capitanía de Puerto que dominaba la entrada por “Government Cut”, como su nombre lo indica, una entrada a la bahía de Biscayne y el Rio Miami hecho por el gobierno a principios del siglo pasado.  Hoy convertida en restaurante, este punto marca la entrada a Miami. 

La marina a donde llegamos queda enseguida de este restaurante, por el caminadero del malecón.   Y ahi tambíen está “Natasha”.

Ya atracados en la marina y bien amarrados al muelle, Michel decidió celebrar la culminación de la primera etapa de nuestra aventura con una botella de Champaña.

Y todos brindamos por este momento .....  que marca un hito en nuestra ruta.

Este es el momento en que hacemos un alto en el camino para prepararnos para el cruce del Atlántico.

También es el momento en que Patricia  yo nos desembarcamos del “Feliz” para regresar a nuestra “Natasha” ....

Y especialmente es el momento de agradecerle a Michel y Tere su inmensa hospitalidad y lo especial que fueron con nosotros en esta primera parte de nuestra travesía.

No tengo palabras para describir lo especial que son Michel y Tere y el cariño con que nos trataron todo este tiempo ......

Empacamos nuestras maletas y caminamos con ellas hasta “Natasha” (estamos en la misma marina, un muelle más allá) ...... que nos recibió con este atardecer.