... enfilando hacia la estrecha salida de la Bahía de St. Georges. 

Salimos al mar cada uno meditando sobre lo que nos depararía el mar en este trayecto.

Los primeros días de navegación fueron muy tranquilos, con buenos vientos y un mar relativamente calmado.  Tuvimos oportunidad de sacar todo el aparejo incluyendo el tangón de proa y el gennaker.

Una brisa constante de 20 a 25 nudos nos impulsaba delicioso, y “Natasha” avanzaba orgullosa escorada sobre las olas andando a 9 / 10 nudos.   En algunas rachas de 30 nudos logramos dar 11 nudos  y hasta más.  

El único inconveniente era la dormida y la falta de sueño.  Pocas personas entienden lo que significa acostarse en una cama en un velero escorado.  Y aquí entiendo las muchas veces que Patricia se quejaba cuando yo, feliz en el timón navegando por las Bahamas, escoraba a “Natasha” para sacarle todo su potencial, mientras ella trataba de dormir.  Y es que como generalmente navegamos los dos solos o con algunos amigos que no son muy veleristas; siempre el que está al timón soy yo, y cuando no;  fondeamos y me voy a dormir .....  pero para entonces ya no estamos escorados.

Bueno, pues para describirselos, la cosa es así:

Uno ya cansado decide bajar a dormir, lo que ya de por si es un camello.  En un velero escorado a 25º o 30º ...  no parece, pero el solo hechp de caminar exige un esfuerzo grande que al cabo de los días eso va haciendo mella.  Al llegar al camarote, viene el proceso de subirse a la cama .... es como escalando una montaña por encima de la sobrecama, tratando de agarrase del otro extermo de la cama.  Cuando finalmente uno llega al otro lado, se agarra del borde de la cama.  Ok....  hasta aquí vamos bien...... ahora hay que meterse debajo de la sobrecama.  Con mucho cuidado, usando una mano uno trata de levantar la colcha de la sobrecama con su sábana, mientras se aferra al borde de la cama con la otra.    Pero apenas ha logrado uno meter una pierna debajo de la sábana y trata de subir la colcha...  claro suelta la otra mano y .....chucutún .... sale rodando con sábana, sobrecama y todo.

Ahora hay que repetir el proceso de volverse a subir a la cama, pero esta vez arrastrando la sábana y la sobrecama que se rodaron con uno.   Finalmente uno logra volverse a subir y ponerse en posición .... pero ahora la sobrecama y la colcha están enrolladas entre sí pués se enrredaron con la rodada anterior....  y, claro al tratar de desenrrollarlas .... vuelve uno y sale disparado hacia abajo...... 

A la tercera o cuarta vez ya desistí y me fuí a dormir a la banca/sofa que queda en el saloncito ....  Es pequeño y cortico, pero con las rodillas dobladas quedo bien (en realidad es uno de los mejores puestos, y después nos peleabamos por él) .....

Ahh!! pero bueno .... por fin me dormí ...... el velero sigue navegando escorado para el lado que estoy acostado así que estoy bien acuñadito contra el espaldar ...... que rico.


En eso viene una ola más grande, el velero da un bandazo .....  y  plofff !!!!   me caí de la cama ....  caí como una plasta sobre la cubierta .... dándome un soberano golpe. @#$%^)(   Pero no es tanto el golpe lo que me dolió .....  es la indignación!!!! ... me siento humillado.....  yo nunca me había caido de la cama.

Cómo extraño mi “Coy” del “Gloria” .........

Estos veleros dizque de placer, aunque son muy mareteros y excelentes para navegar,  no están diseñados para uno dormir navegando.......

Día 7 de navegación: (extracto de la bitácora) ...  El viento subío a 38 nudos con rachas de 40.  El tiempo se volvió inestable con chubascos constantes.

En medio de una de esas ráfagas se nos rompió la Trapa de la botavara ...... Roberto salió a arreglarla y logró poner un aparejo que hiciera las mismas funciones.

Día 8 de navegación: (extracto de la bitácora) ... El temporal pasó y tenemos poco viento con neblina y lluvia constantes.......

22:00 El AIS y el Radar indican varios contactos por la proa.  Dos de ellos identificados como pesqueros y otro aparece como un buque muy grande cuyo status es “Buque sin Gobierno y restingido en maniobrabilidad” .....  

No entendimos en un principio qué era asi que por prudencia decidimos pasar a dos millas de él.  Pero a dos millas en medio de la noche con todas las luces que tenía encendidas se veía gigante.  Al irnos alejando poco a poco Roberto que estaba de guardia me informa que ve dos luces azules que parecen como boyas.   Qué hacen unas boyas azules en la mitad del Atlántico?   ...

Unas horas después Nicolai que estaba entonces de guardia me dice que oyó en el VHF Canal 16 que un buque de guerra # xx le informaba a otro buque que andaba por ahi, que estaba pasando por una area donde se estaban conduciendo prácticas de tiro y que debía proceder con precaución......   Bueno, pues al parecer nos metimos en medio de  unas maniobras militares..


Día 9 de navegación: (extracto de la bitácora) ... la neblina y la lluvia pasaron y ahora el viento está en 4 nudos.   Sacamos el gennaker, pero ahun así estamos avanzando a 1.5 o 2 nudos casi parados, asi que Nicolai decide sentarse en la proa a tomarse un Whisky y fumarse un tabaco .....  irreconocible.

Día 11 de navegación: ... Estamos a 180 millas de Horta.  Normalmente faltaria un día y pico de navegación, cuando recibo este mensaje de Luis Fernando

-----------------------

Securite

North Atlantic north of 31n to 67n and west of 35w

Synopsis valid 0600 UTC may 08. 24 hour forecast valid 0600 UTC may 09. 48 hour forecast valid 0600 UTC may 10.

.Warnings.

...Gale Warning... .Complex low with mean center 38n41w 996 mb moving E 10 kt. From 31n to 49n E of 63w winds 20 to 30 kt. Seas 8 to 14 ft. .24 hour forecast low 37n37w 996 mb. Within 360 nm NW quadrant winds 25 to 40 kt. Seas 10 to 18 ft. Elsewhere from 31n to 47n E of 55w winds 20 to 30 kt. Seas 8 to 14 ft. .48 hour forecast low E of area 36n31w 1001 mb. Over forecast waters within 360 nm NW quadrant winds 25 to 35 kt. Seas 10 to 16 ft. Elsewhere within 600 nm W and NW quadrants winds 20 to 30 kt. Seas 8 to 14 ft.

--------------------------------------

Estabamos navegando hacia el Este con buen viento, pero justamente hacia el cuadrante NW de la tormenta.  A eso de las dos de la tarde el viento comenzó a cambiar y se puso totalmente de frente, así que decidí sacarle el cuerpo e irme hacia el Sur para salirme del cuadrante NW y supuestamente encontrar, segun el reporte meteorológico, vientos favorables aunque fuertes también.

Navegamos toda la noche y parte de la mañana siguiente con vientos de 40 y pico de nudos y olas de 6 metros, pero los vientos favorables no aparecieron.

A eso de las 2 de la tarde la situación era insostenible, los vientos pasaban de 45/48 nudos y las olas estaban de 7 o más metros con espuma rompiente. 

Fué en ese momento cuando decidí “Capear al Pairo”  (“Heaving to” para los amigos que me siguen en inglés) ..... Le avisé a todos lo que ibamos a hacer .....  y comenzó el viraje.....

De las cosas más aterradoras con las que uno se puede encontrar en un velero de 15 metros de eslora virando por avante para ponerte a Capear al Pairo es encontrarte de frente con un monstruo de ola de 8 metros con espuma rompiente ...... y el velero ... no vira .... no vira .....  @#$%$&*( Y...... HP...... Y NO VIRO...... Se devolvió sobre la espuma de la ola y con ese viento...... las velas gualdrapendo a más no poder, las escotas como látigos golpendo por doquier.......  Nicolai que estaba al lado mio en el timón prendió el motor y le puso full máquina avante para ayudar al viraje ... y el motor se trabó .....  Kaput!!!!  no volvió a prender y la palanca de cambio se quedó trabada en posición avante.....  y ahora nos quedamos sin máquina........

No sé como, pero es que “Natasha” es muy berraca ..... después de un aterrador bandazo, regresó, y ya adrizados un poco volvimos a coger impulso y esta vez logramos virar para colocarnos en posición de Capear al Pairo.

Ya en esta maniobra nos quedamos más tranquilos para revisar los daños..... Al principio pensamos que la trabada del motor había sido por un daño en la transmisión al dar marcha avante muy bruscamente.   Nicolai se sentía culpable por esto, pero la maniobra que había realizado era la correcta.  La desición de prender la máquina para ayudar al viraje era acertada.

Más adelante para alivio de todos y especialmente de Nicolai, descubrimos que no era un problema en la transmisión, sino que una escota en medio del viraje se fue al agua y se enredó en la hélice, lo que trabó el motor y el reductor.

Pasamos así casi toda la noche, pero la situación iba empeorando.  Al amanecer del jueves los vientos soplaban entre 50 y 52 nudos con olas de 8 metros, cortas y rompientes.  La lluvia era helada.  Y ya Natasha no sostenía la posición contra las olasda ratos, escoraba peligrósamente, así que decidí hechar el ancla de capa.

Con el ancla de capa el ángulo de ataque a la ola mejoró y nos sosteníamos mejor.   Así duramos el dia y la noche.  En un momento Roberto vió pasar una defensa ... ??  y Nicolai despues como unas cajas plásticas.

El reporte meteorológico cambiaba a cada rato.  Nicolai lo bajaba de la Internet constantemente.....

Qué hacer? ........  Nuestra situación era muy precaria........  y de quedarnos así .... podríamos pasar de tres a cinco dias más metidos en la tormenta ya que estabamos caminando con ella....  Aguantaríamos?  Natasha y nosotros fisicamente ?   Ya uno de los cabos de la “pata de gallina” del ancla de capa se había reventado.... Estabamos colgados de ella por un hilito.

Lo medité y lo analizé mil veces durante cuatro horas y decidí al fin que cortaríamos el cabo del ancla de capa y enfrentarimos la tormenta para salir del cuadrante en que estábamos.

Y así fué ...... a las dos de la tarde del viernes Nicolai cortó el cabo que nos sostenía del ancla de capa....  El cabo del ancla de capa es uno de esos gruesos, los mismos que se usan para el ancla o las amarras.... Cómo sería la fuerza que ejercía este, apenas con tocarlo Nicolai con el cuchillo, se reventó y pegó un latigazo en el agua con un sumbido.

Viramos y enfrentamos el viento y la tormenta .......  fué muy duro.......  El viento seguía entre 50 y 52 nudos.  Nosotros ibamos con un pedacito de vela ridículo ....  no uno dos ni tres rizos.....  sino como diez ......  y a pesar de eso avanzabamos en medio de las olas a ocho nudos...

Hubo momentos dificiles.........   yo iba al timón ...... y no se lo hubiera soltado a nadie.... tampoco nadie lo quería.   Lo vi venir, pero no podía hacer nada.  Venían dos olas immensas seguidas.  Logré meterle el timón un poquito a la primera ....era una ola gigante con espuma rompiente ... seguida de otra casi pegada.... Pasó la primera ola nos escoró y pasamos, ....  pero no alcanzamos a recuperarnos cuando vino la siguiente ola y nos elevó de lado.../.  Yo sentí cómo si estuvieroms suspendidos en el aire y el velero inclinándose a barlovento casi hasta que las velas tocaran el agua........  Qué serían 60º   70º ?...  no podría decirlo.  Pero sentí como el lado del casco golpeó con toda su fuerza al caer al agua otravez, con un sonido estrepitoso aterrador, como si se rompiera.... Adentro bajo cubierta todo voló ... claro.  Pero “Natasha” ahi! .... dele, ... no se deja amilanar.... vuelve y se para sacando pecho !!!! ...... Que berraco velero tán marinero!!!!

Recibimos una llamada de la Capitanía de Puerto de Horta por el teléfono Satelital.  Michel, preocupado porque no lograba contactarnos, puso en aviso a las autoridades portuarias.  Nos preguntaron como estábamos, nuestra posición y qué equipos de salvamento teníamos.   Por el momento estabamos en medio de la tormenta, pero bien así que se ofrecieron a ayudarnos en caso de que lo necesitaramos y que nos iban a estar monitoreando

Pasaron horas navegando en esas mismas circunstancias hasta que ya el sábado a eso de las cinco de la mañana los vientos comenzaron a ceder .......  Habíamos logrado salir del cuadrante malo del centro de baja presión.

Comenzamos a navegar nuevamente hacia Horta.  Estabamos a 200 millas, pero al SW de esta.

Nos contactó el Grupo de Salvamento y Rescate de Portugal, basado en las Azores, preguntándonos si habiamos visto, o sabíamos algo de un velero de 35 pies que estaba en la misma zona y que dejó de reportarse y aparentemente estaba perdido.  Pero nosotros no teniamos ninguna información.

El Domingo por la mañana ya el mar estaba calmado, y Nicolai se tiró al agua con el equipo de buceo y desenrredó los cabos que estaban atascando la helice así que recuperamos máquina. 

Unas horas más adelante sin que tengamos ninguna explicación hasta ahora, el Gennaker se salió de su bolsa, lo que nunca pasó durante la tormenta con vientos de 52 nudos.  Pues con un viento de 12 nudos se salió de su bolsa y se fue al agua.  Apenas Nico lo vió, sin pensarlo se hechó al agua, y en una acción que yo decribiría heróica lo rescató.  Fué todo un cuento difícil de describir.  Todos aprendemos maniobras de “Hombre al agua”....  pero esta fue diferente.  Yo la defino como “Hombre al agua, yendo a vela, con hombre siendo arrastrado por una vela gennaker hundiendose” ......

Recuperamos a Nicolai, al gennaker, y todos los accesorios.........

El viento no nos favorecía para llegar a Horta y Nicolai, que está capando trabajo, tenía que tomar un avión a las diez de la mañana del lunes, así que decidimos bajar velas y hacer las ultimas 70 millas a motor.

Atracamos en Horta a las 04:30 del lunes.  Michel, muy querido, nos estaba esperando en el muelle.  Nico alcanzó a coger su vuelo después de los trámites de rigor de Capitanía de Puerto e inmigración.   Y aquí estamos en Horta, Açores.  Golpeados pero felices de haber sobrepasado los retos...................

Navegamos casi 2.200 millas con los desvíos que dimos.  Fueron 16 días de mar, durante los cuales tuvimos 5 días de tormenta fuerte con vientos de 48 a 52 nudos y otras tres pequeñas tormentas con vientos de 38 nudos.

Ya aqui en Horta supimos de otro velero en el cual una joven se cercenó tre dedos de una mano....del otro velero no pudimos obtener ninguna información.

 

Michel, Tere y Juancho trajeron una botella de Champña y brindamos por una Feliz llegada a Azores .... dejando atrás la tormenta.