Iniciamos en Horta, Açores cumpliendo una vieja tradición .... “Todo aquel que llegue en velero a  Horta debe pintar en el muro o el muelle su gallardete/emblema ....  para que puedan llegar seguros a su siguiente destino ...   si no ...”.  

No es que yo crea en agüeros ..... pero nunca zarpo un viernes 12+1 ... ni un martes 12+1  .... los de la Armada entienden esto ....Nosotros nunca pronunciamos esa palabra.   Así que muy diligentes, antes de zarpar,  pintamos el gallardete de “Natasha”en el pavimento del muelle.

La navegación de Açores a Cadiz fue de esas que los veleristas calificamos como deliciosas.  Un buen viento de 12 a 20 nudos, con un mar calmado de olas pequeñas.  Neptuno y los dioses nos premiaron con  este mar...  Pusimos nuestro rumbo siguiendo el círculo máximo de Azores a Cadiz sin desviarnos de él para nada.

Pueden creer que aquí andábamos a 6 nudos con un viento de 9/10 nudos ?    Que contraste con las tromentas que tuvimos ..... ahhhh!    Solo falta una hamaca!

Y el premio mayor fue el encuentro con la ballena !!!!

El primero que la vió fue Sebastián.....

.... tratamos de seguirla ... y atravezarnos a su paso, pero fué muy difícil.  Después de respirar se submerge  y desaparece como por diez minutos para reaparecer luego como 100 metros más allá. 

La emoción de encontrarse con una ballena de verdad en su elemento en la mitad del mar,  no en un aquario, ni en revista, ni en película ......sino de verdad,  y estar solos ella y nosotros a cientos de millas de cualquier tierra, es indescriptible.   Este encuentro pagó todas las tormentas!!!

La aproximación al Cabo Sao Vicente (la punta Sur Este de Portugal) estaba super congestionada.  Si yo había dicho anteriormente que en el estrecho de la Florida había muchos buques; ....  no estaba ni tibio....  Miren aquí ariba la foto que le tomé al GPS....... parece uno de esos jueguitos de la Guerra de la Galaxias.  Nosotros somos el que aparece en negro, y la flecha amarilla es el viento.

Este es el cabo Sao Vicente.  Primer punto del continente Europeo que avistamos.

De aquí a Cádiz todavía faltaban 135 millas.  Pero Roberto ya meditaba con cara de satsfacción .....  quizás pensando en ese abrazo que le iba a dar a Luz Marina

Y aquí estamos los cuatro que cruzamos el Atlantico ... “Natasha” , Roberto, Sebastián y yo.  Falta Nicolai que nos acompañó en el tramo más largo y el de las peores tormentas de Bermuda a Azores.

Al bajarnos al muelle pude abrazar a Patricia a quien no veía desde hacía mes y pico al igual que Roberto  a Luz Marina. 

Patricia estaba feliz.  No se cambiaba por nadie.

Había regresado su casita .....  que yo me llevé desde Miami y andaba flotando por ahi en el Atlántico  ....


Ibsen nos regaló una bandera de Colombia con dedicatoria..........



.....Y Sebastián con su gorrita de los Buzos de la Marina Francesa.

_____________________________________________________________________________________                                                                                     

Zarpamos de Miami el 18 de abril. Fueron 38 días de navegación; la distancia por círculo máximo de Miami a Cádiz es de 3.760 millas, pero con los desvíos a Bermuda, Azores,  la búsqueda de vientos, y sumando lo que nos regresaron las tormentas que capeamos, nuestro recorrido real fue de aproximádamente 4.200 millas.   Tuvimos cinco tormentas; el anemómetro subió a 52 nudos en la última tormenta entre Bermuda y Azores; capeamos olas de más de 8  metros ..... y felizmente hoy estamos en el “Viejo Continente” para seguir con nuestro sueño.


Bueno pero como fué este ultimo tramo de la travesía .............

Navegando de Açores a Cadiz  Mayo 18 a 25

Champaña para celebrar ......                                              .. y dos hermanitos contándose los cuentos.

Y luego de los abrazos ... las banderas y las                                formalidades de rigor........