Al llegar a la marina de Mikonos, que queda un poco separado de la ciudad en sí, nos dijeron que teníamos que atracar de popa, estilo mediterráneo.  La maniobra en si, no es complicada, y en la mayoría de las marinas tienen unos cabos fijos a unos muertos a los que uno se amarra en la proa.  Esta marina no los tenía, así que teníamos que soltar el ancla en la mitad de la darsena y dar marcha atrás para meternos en un espacio estrechísimo en medio de otros dos veleros.  Estaba soplando una brisa endemoniada y “Natasha” bailaba de un lado a otro.   

Después de tres intentos, logré situarme exáctamente en la posición, frente al espacio que me correspondía;

...  solté el ancla y reversé para amarrarme al muelle .... cuando estaba en esto, me di cuenta que mi ancla se enrredó en la cadena del ancla del velero de al lado.   Se formó todo un enrredo y ni les describo por las que pasamos con la brisa que estaba soplando,....  pero finalmente logramos atracar, desenrredar el ancla y quedar bien, sin un solo golpe ni rayón en el casco y la cadena del ancla totalmente libre.  En los días que siguieron, cada vez que zarpaba un yate, se formaba un lio de la ‘madona’.....  todas las ancla estaban enrredadas entre sí.

Como de costumbre ... cuando hay almacenes de por medio, las señoras tienen que patearselos todos... Bien pues, Patricia, Juliana y Tere se fueron a .. “almacenear”... Michel y Carlos .. cansados se sentaron ...  y mientras yo estaba tomando esta foto, el dueño del almacen salió a hacerles la “conversa..” ....  y oigan lo que les va prenguntado:  ...  que si ellos eran PAREJA ... ?????  ....


Se acuerdan de lo que dije arriba ?..

Y asi son todas las callecitas del centro de Mikonos ......

......  hasta que uno se encuentra en medio de esas callecitas con este Pelicano gigante ... deambulando por ahí ,,,,  ∑´  ??  nada sorprende ya ...