En el Mediterráneo se levantan de pronto unos vientos traicioneros fuertísimos que lo cogen a uno a veces desprevenido. 


El Mistral que es el viento del Norte, se origina entre los Alpes y los Pirineos y es un viento frío que se canaliza por el valle del Rhône (Ródano) y en su desembocadura alcanza los 45 nudos.  A pesar de su intesidad generalmente es acompañado de cielo claro despejado y azul.


La Tramontana es parecido al Mistral, en el sentido que se origina entre los Pirineos y los Alpes italianos, pero se encajona en un corredor diferente;  entre los Pirineos y el Macif Central sobre la región del Languedoc-Rousillon de Francia. Sopla desde el golfo de León hasta Córcega y Serdeña alcanzando 35 a 40 nudos.  Forma a veces remolinos que pueden originar rachas bruscas de dirección imprevisible.


Mistral

Tramontana

Levante

Poniente

Sirocco

Ostro

Libeccio

Gregale

El Sirocco es el viento caliente que viene del Sahara y en el Norte de Africa alcanza velocidades de huracán.


El Levante es el viento del Este que sopla en la parte Española y Francesa del Mediterraneo.  Especialmente se tiene en cuenta cuando sopla por el estrecho de Gibraltar.  El Ponente por el contrario es un viento suave del Oeste que viene del Océano y entra al mediterráneo por el estrecho de Gibraltar.  Se considera un viento benigno y refrescante en el verano.


El Libeccio es el viento Oeste/SurOeste predominante en el Norte de Córcega a lo largo de todo el año.  Causa fuertes oleajes y chubascos frecuentes en la región del Cabo Corzo sobretodo en verano.  En invierno se alterna con la Tramontana.


El Ostro es un viento caliente y húmedo que sopla Sur en el Adriático y Grecia.  Generálmente trae consigo lluvias y mal tiempo.


El Gregale se origina cuando una area de baja presión se mueve por la región Sur de Malta y produce un fuerte y frío viento Nord-Este que afecta la Isla y toda la región Oeste del Mediterráneo.