Amarramos el dinghy a este muellecito y nos fuimos a almorzar en un kiosco ...  y a tomarnos unos vinos charlando con el cantinero corso...

Rondinara vista desde la montaña.

Regresando a “Natasha” ...