Bonifacio visto desde el mar ...

La escalera que bajaron Yvette y Gordon es la escalera del rey de Aragón, construida en 1420 por encargo de Alfonso V de Aragón y cuyo objetivo era conquistar la ciudad que había sido cedida por el papa Bonifacio VIII, entrando directamente en su fortaleza. Dice la leyenda que la escalera fue construida en una sola noche, pero el ruido del trabajo delató a los atacantes, que finalmente fueron expulsados por escuadrones venidos directamente de Génova. Al final del camino horadado en los acantilados hay una gruta dónde los españoles se refugiaron durante la construcción de la escalera y en la que sobrevivieron gracias a un manantial de agua dulce natural.

En el acantilado hay inumerables galería cavadas en la roca que conducen a puestos de observación y emplazamientos de artillería.