Todas las puertas son originales antiguas o restauradas.  Noten la forma de hacer los bordes torcidos para que la persona que viene del callejón y la ve en diagonal, la vea completa, danado la impresión que está frente a ella.

Es un pueblo de artesanos, muchos de los cuales trabajan a mano como en la época,  como este tejedor con su telar manual de madera.