María Magdalena, María Salomé y María Jacobé fueron lanzadas al mar en una barca sin remos ni velas junto con José de Arimathea, Lázaro, Martha y su sirvienta Sarah que no las quiso dejar.

Dice la Leyenda Provençal que la barca se fue derivando, empujada por la corriente desde Alejandría hasta llegar a la costa de Camarga, donde hoy se erige la Iglesia de  las Santas Marías.

Las reliquias de las Santas aun se conservan en la Iglesia de Nôtre Dame de La Mer, un impresionante templo totalmente fortificado donde los habitantes del pueblo se refugiaban de los ataques de bárbaros y piratas.  En la cripta donde se guardan los restos, también se encuentran los de Sara la esclava negra hoy conocida como  Santa Sara Kalí, patrona de los gitanos.

En la última semana del mes de mayo miles de gitanos viene en peregrinación para venerar a su patrona con procesiones en el mar.


Aparte de esto Saintes Maries de la Mer es un alegre y bonito pueblito costero, con playa y mucha actividad turística.

Parece un rumbeadero de fin de semana de la gente de la región y hay innumerables tienditas de productos de la región y buenos restaurantes Provençales